Nosotros

urdimbre talitakum

Talita Kum es un centro de formación para quienes acompañan la vida de preadolescentes, adolescentes y jóvenes en estos tiempos. Ofrecemos propuestas a quienes trabajan en instituciones educativas y organizaciones sociales. A catequistas, asesores y animadores de pastoral juvenil. También a quienes optan por la Vida Religiosa. Actualmente, nuestra vocación la expresamos del siguiente modo: Somos un equipo de educadores discípulos y discípulas de Jesús que viven la fraternidad en estos tiempos.

aguja talita kum

La expresión Talita Kum proviene de una de las experiencias de Jesús narrada en el Evangelio de Marcos (Mc. 5, 21 – 43). Un maestro de la ley, llamado Jairo, le ruega a Jesús que sane a su hija que está agonizando. En el camino, una mujer con hemorragias toca el manto de Jesús. A través de este encuentro potente, en el que se reconocen, se revitalizan. Al llegar a la casa de Jairo, descubren que estaban dando por muerta a quien solo dormía. Jesús retira a la multitud que rodeaba a la preadolescente quedando solo con sus amigos y sus papás. Al encontrarse con ella, le dice en su lengua materna “Talita Kum” – Niña, levántate –. Fue así que ella se puso de pie.

Este texto evangélico sigue siendo una fuente de inspiración para nosotros: cada vez que un adulto toma coraje y se pone de pie, atravesando miedos y prejuicios; cada vez que nos hacemos cargo de nuestra adultez y nos pronunciamos desde nuestra verdad, como Jairo, Jesús y la mujer de las hemorragias, estamos más disponibles para acompañar a los adolescentes y jóvenes a apasionarse con la Vida. En lo más hondo de nuestras propuestas formativas compartimos esta provocación de Jesús que nos invita a renovar nuestros entusiasmos, a ampliar nuestras miradas y perspectivas en el acompañamiento de los procesos educativos para enriquecer aún más la fecundidad de estos tiempos.

tejido talitakum

Nacimos un 26 de marzo de 1999 en la Manzana Santa Cruz de los Misioneros Pasionistas, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Nuestros fundadores son Carlos Saracini cp. y Sabina D’Urbano, quienes junto con otros discípulos y discípulas de Jesús se fueron formando en las propuestas del ISPAJ, en Chile (Instituto Superior de Pastoral Juvenil). Al comienzo, compartieron estos cursos con diversos referentes pastorales de nuestro país. Hasta que un día, César González (Director del ISPAJ), los animó a continuar la tarea diciéndoles “Ofrezcan una flor a la Pastoral Juvenil Argentina”. Con esta invitación surgió el Equipo Talita Kum, que trabajó articuladamente con el ISPAJ durante un período, para luego continuar ofreciendo propuestas propias. En el 2005 se creó la Fundación Talita Kum, con las cuatro congregaciones que la constituyen. Hasta el momento hemos acompañado la formación de más de 15.000 personas de Argentina, Uruguay y otros países.

Nuestro equipo está conformado por varones y mujeres con diversas trayectorias formativas. Creemos en la capacidad de seducción de la cosmosofía convocándonos al cuidado respetuoso de todos los sistemas vivientes. Viviendo la fidelidad anticipada a todo aquello que queremos favorecer, sabiéndonos parte de una crisis de percepciones en la que necesitamos seguir abriéndonos a nuevas cosmovisiones.

Buscamos profundizar en una ética del cuidado que nos permita gestar y cultivar vínculos fraternos inspirados en la pedagogía de Jesús de Nazaret. Queremos hacerlo con la conciencia de que aquí está todo, sostenidos por nuestra espiritualidad política que nos provoca a saborear la abundancia de la vida. Es por eso que queremos estar disponibles al encuentro potente que sacude, transforma, sana y expande nuestras miradas confiando en un Dios garante del Misterio infinito e inagotable.

Queremos pronunciar un sí fundamental a la vida… así como va siendo. Es por eso que queremos facilitar canales de comunión para que fluya la vida, potenciando la originalidad de cada uno al reconocernos interligados.

Los Misioneros Pasionistas, las Agustinas Misioneras, las Hermanas de la Inmaculada Concepción de Castres (Hermanas Azules) y los Hermanos Maristas son las cuatro congregaciones comprometidas con este proyecto, miembros de la fundación.

cesto canasta lana talitakum

Sostenemos nuestro trabajo ofreciendo nuestros cursos, talleres, asesorías y con la venta de materiales. También contamos con el aporte de Adveniat y de las cuatro congregaciones.